Historia - Caballeros Cubicularios

Real Muy Antigua e Ilustre Cofradía de

CABALLEROS CUBICULARIOS

de San Ildefonso y San Atilano

Estas en: Caballeros Cubicularios » Historia

Historia

Esta Corporación tiene su origen el el Siglo XIII, lo que la convierte, en una de las Corporaciones más antiguas de Europa.

Si tuviéramos que concretar la fecha de su fundación, podríamos señalar el 26 de mayo de 1260, día que son descubiertos los Santos Restos de San Ildefonso en nuestra Iglesia Arciprestal de San Pedro de Zamora, hoy de San Ildefonso y San Pedro. Restos que se desconocía el lugar de su enterramiento.

HabitoSan Ildefonso fallece en Toledo, siendo Arzobispo de Toledo, donde es enterrado hacia el año 668 - 669. En el año 720 y ante la invasión sarracena, los toledanos deciden trasladar dichos restos hacia el norte, se desconoce si era a Galicia o Asturias. Lo que sí es cierto, que llegados a Zamora, se decide secretamente su enterramiento, para evitar la profanación de tan Santos Restos.

Con su descubrimiento, el 26 de mayo de 1260, con la inscripción "corpus Santi Patris Ildephonsi Archiopiscopi Toledani" en la Iglesia Arciprestal de San Pedro, primigenia Catedral y posteriormente segundo templo en importancia, tras la construcción y consagración de la actual Catedral de la ciudad de Zamora, por el Obispo Esteban en 1174.

Comprobada su autenticidad por la documentación que acompañan, los toledanos solicitan su devolución a la ciudad de Toledo. Solicitud a la que se niegan los zamoranos, encabezados por los nobles zamoranos. Por lo que se funda una Cofradía-Corporación, en principio formado por Hijosdalgo, para su custodia e incluso su defensa, con el nombre de "camareros"; "protectores"... "cubicularios".

Esta defensa, llego a tan algas instancias, llegando a intervenir el Cardenal Cisneros o a la orden bajo amenaza de excomunión Papal a los zamoranos que se negarán a su devolución a Toledo. Pero los zamoranos negaron dicha devolución, estando dispuestos a defender los Santos Restos, incluso por la armas.

HabitoRespecto a San Atilano, tendremos que recordar, que es nombrado primer Obispo de Zamora por el Rey Alfonso III, en el año 900, fundando la Diócesis de Zamora. Siendo Obispo de Zamora, hasta su muerte el 5 de octubre del año 919, recibiendo sepultura en la Catedral y posteriormente fue trasladado, a su actual emplazamiento, en la actual Iglesia Arciprestal, junto a San Ildefonso, en el año 1536.

Ostentado el título, como Patronos de la ciudad, San Ildefonso y de la Diócesis, San Atilano.

No se conoce con exactitud el año que se hicieron la Primeras Ordenanzas de esta Cofradía, aunque existe documentación de su existencia desde 1415. Los estatutos más antiguos que se conocen son del año 1503, en el que se hacen alusiones a anteriores Estatutos, que establecía un máximo de setenta Caballeros e Hijosdalgo de la ciudad de Zamora o de fuera, si manifestaban gran devoción a San Ildefonso y siempre que tuvieran categoría de Hijosdalgo.

En 1536 se modifican en parte los Estatutos, pasando de denominarse Cofradía de Caballeros Cubicularios de San Ildefonso y San Atilano. En 1624 se aprueban una ordenanzas más rigurosas, en cuanto a los miembros que forman esta Corporación.

Desde finales del siglo XVI, hasta entrado el siglo XIX tomo un carácter análogo a las Ordenes Militares y Reales Maestranzas. Entroncando con las Casas más ilustres, como las de los Duques de Lerma, del Infantado, de Alba o de Gandía; los Conde-Duque de Olivares; los Condestables de Castilla, como los descendientes de las poderosas familias de Roma, como los Columnas y Orsinis o de las primeras noblezas europeas. Que formaron parte de esta Corporación.

La Casa Real de España, siempre estuvo estrechamente vinculada con esta Corporación y con la veneración de los Sagrados Restos de San Ildefonso.

El Rey D.Alfonso X en unas de sus cantigas a Santa María hace venerada mención de San Ildefonso en cuyo reinado, año 1260, fueron lo Sagrados Restos encontrados.

El Rey D.Juan II, en el año 1427 visito estas Santas Reliquias, por haberse librado de la peste y dio su nombre para ser inscrito en esta Cofradía.

El nombre del Rey Enrique IV aparece en la relación de miembros de esta Cofradía cuyos restos adoro en el año 1465.

La princesa Doña Catalina, hija de los Reyes Católicos, casada con el Rey Enrique VIII de Inglaterra. El 9 de junio de 1501, se postro ante los Santos Restos, que le fueron mostrados.

El 25 de junio de 1522, se abrieron las verjas y las urnas ante el Emperador D. Carlos, Rey de España, inscribiéndose como Cofrade. Donando a la Iglesia un valiosísimo tríptico flamenco con el atributo del águila imperial acreditatio de su procedencia, que se custodia en dicho templo.

El Rey D. Felipe II pidió su inscripción en esta Corporación y visito los Santos restos del 3 a 6 de junio de 1554.

Los reyes D. Felipe III y Doña Margarita de Austria, el día 14 de febrero de 1602 adoraron los Santos Restos y pidieron su inscripción de Cofrades igualmente que los Grandes de España que le acompañaban.

Por expreso deseo de D. Carlos II en su grave enfermedad. Solicito en agradecimiento, fueran llevados los restos de los dos Santos en procesión por las calles de Zamora.

Con fecha 3 de octubre de 1815 el Rey D. Fernando VII solicito su inscripción en esta Corporación, juntamente con sus hermanos los Infantes D. Carlos y D. Antonio de Borbón.

El Rey Alfonso XII visito los sagrados restos el 11 de septiembre de 1877, acompañado del Presidente del Consejo de Ministros y el Embajador del Zar de Rusia.

A petición de le Reina Regente Doña Cristina, el 20 de diciembre de 1893 se extrajo una vértebra de los Santos Restos de San Ildefonso con destino a la Abadía de Seccan, cerca de Knittelfeid en Styria (Austria).

El 30 de septiembre de 1904, el abuelo de S.M. El Rey Alfonso XIII adoro los Santos Restos de San Ildefonso y San Atilano, acompañado por S.A.R. D. Carlos Príncipe de Asturias y varios miembros de la Corte.

Esta Corporación desarrollo una gran misión, incluida una gran labor social, llegando a poseer un Hospital para beneficencia y atención de peregrinos, hospital "de los Ciento". Entrando en un largo letargo, aunque nunca llego a desaparecer, on la incautación de todos sus bienes, con la desamortización de Mendizabal, en el año 1835.

El 25 de marzo de 1967. Impulsado por el zamorano, Caballero Cubiculario e Hijodalgo Ilmo. Sr. D. Enrique Fernández Prieto. El Obispo de Zamora aprueba las Actuales Constituciones, que están en vigor al encontrarse la nuevas, a la espera de su aprobación.

Dichas Constituciones actualmente en vigor, manifiestan que para ser admitido en esta Ilustre Corporación, los solicitantes deberán demostrar la legitimidad de la línea paterna NOBLEZA FAMILIAR y con arreglo a los antiguos estatutos de los años 1503; 1536 o 1624. Se podrá acordar su admisión.

NOBLEZA PERSONAL. Las personas universitarias o notaria religiosidad y gran devoción a los Santos Patronos, que puedan dar realce a esta Corporación.

Las personas investidas de dignidad sacerdotal o militar.

Los descendientes directos de los Cofrades, siempre que acrediten espíritu cristiano y devoción por los Santos Patronos.

El 26 de marzo de 1971. Se constituye el Brazo de Damas de San Ildefonso y San Atilano.

EmblemaSiendo la actual primera Dama S.M. la Reina Doña Sofía.

Teniendo como precedente el grupo de nobles Sras. pertenecientes a esta Corporación desde el S. XVI, como S.M. la Reina Doña Margarita de Austria, esposa del Rey Felipe III; Doña María de Figueroa; Doña Isabel de Ayala; Doña María de Mella; Doña María de Ulloa etc.

Su emblema, está formado por una cruz mozárabe ribeteada por un cordón de oro, en cuyo centro hay dos mitras con sus ínfulas doradas y en su parte superior una corona visigótica, con las iniciales "I" y "A" en el extremo de cada brazo. Este emblema, en forma de venera, cuelga de una cinta de moaré verde y roja, colores de la enseña bermeja.

HabitoEl Habito Capitular, para los actos litúrgicos, está formado por un manto (muceta, para los eclesiásticos) de moaré verde (color de los magnates castellanos) que lleva sobre el costado izquierdo, el emblema de la Corporación y unos cordones blancos de seda que penden del cuello vuelto de terciopelo. Acompañado de un birrete de terciopelo, de color verde, con el emblema al frente, así como guante blanco. Ha sido costumbre que el hábito capitular, sirva de mortaja, para el enterramiento.

Las damas visten de traje largo negro, con mantilla y peineta española.

En el año 2.000 y ante la elevada edad de los miembros del Consejo Capitular, tras una gran labor, la Corporación cede en su actividad. Procediéndose a nombrar un nuevo Mayordomo-Presidente, en la persona del Ilmo. Sr. D.Francisco Javier García-Faria del Corral, que con un nuevo Consejo Capitular y el actual en parte renovado, han impulsado y elevado esta Corporación con su gestión, a la floreciente situación en la que se encuentra en la actualidad.

HabitoLa sede de la Corporación, se encuentra en la Iglesia Arciprestal de San Ildefonso y San Pedro de Zamora, en cuya parte alta del presbiterio y tras una gran verja se encuentran los Santos Restos de San Ildefonso y San Atilano. Verja a la que no hay acceso físico y para cuya apertura, como para la apertura de los catafalcos que conservan tan Sagrados Restos, es preciso la utilización de cuatro llaves, que guardan el Deán de la Catedral; el párroco y el Prior de la Corporación; el Sr./a. Alcalde de la ciudad y el Mayordomo-Presidente de esta Corporación. Por lo que es preciso la presencia de dichas personalidades "Claveros" para la apertura de la verja mediante la colocación provisional de una escalera y posteriormente la apertura de los catafalcos.

Apertura de la verja, que se ha realizado en contadísimas ocasiones, como cuando de forma extraordinaria, los Santos Restos peregrinaron, San Ildefonso a Toledo (2007) y San Atilano (2009) ambos, lugares de su nacimiento, donde fueron recibidos, procesionando por las calles y venerados con gran solemnidad. Siendo custodiados tanto en el viaje como durante su estancia en dichas localidades, mediante turnos de guardia, día y noche, por los Caballeros Cubicularios.

En el año 2009, se crea la "ASOCIACIÓN DE CABALLEROS CUBICULARIOS DE SAN ILDEFONSO Y SAN ATILANO DE ZAMORA" como instrumento, para recuperar la vocación social de esta Corporación, tan necesaria en estos tiempos.

En la actualidad.

Esta Corporación se honra de tener entre sus miembros y como primeros Caballeros a S.M. el Rey Juan Carlos I; a S.M. el Rey Felipe VI o a S.A.R. el Infante D. Carlos de Borbón Dos-Sicilia (fallecido recientemente).

Como primera Dama a S.M. la Reina Doña Sofía.

Igualmente forman parte de esta Corporación. Instituciones de la importancia de la Armada Española.

Personalidades, como S. E. el Cardenal Cañizares o S. E. el Cardenal Monteiro de Castro o el actual Obispo de Zamora Mons. D. Gregorio Martínez Sacristán.

El ex- Jefe del Estado Mayor de la Defensa y actual Director del Centro Nacional de Inteligencia, Excmo. Sr. D. Félix Sanz o el ex- Jefe del Estado Mayor de la Armada, Excmo. Sr. D. Manuel Rebollo. El actual Jefe del Estado Mayor de la Armada Española Excmo. Sr. D. Jaime Muñoz-Delgado Díaz del Rio, entre otras personalidades.

El actual Consejo Capitular está formado por un Mayordomo-Presidente (Ilmo. Sr. D. Francisco Javier García-Faria del Corral); Canciller (Ilmo. Sr. D. Francisco Palmero Vega); Fiscal (Ilmo. Sr. D. Juan Francisco Jiménez Martín); Jurídico (Ilmo. Sr. D. Javier Palmero Barrios); Tesorero (Ilmo., Sr. D. José Luis Herrero Toranzo); Asociación (Ilmo. Sr. D. Avelino Rodríguez Fernández); Prensa (Ilmo. D. Jesús Fonseca Escartin).

Entre las últimas actividades realizadas, a parte de la asistencia a múltiples Capítulos de diferentes Corporaciones a las que son invitados, entre otras, hay que destacar a parte de las celebraciones de San Ildefonso, el 23 de enero, con la celebración de la Asamblea Anual; el 5 de octubre festividad de San Atilano o el Capitulo en fechas próximas al 26 de mayo, para conmemorar el descubrimiento de los Santos Restos de San Ildefonso, con el ingreso de los nuevos Caballeros y nuevas Damas.

Es de destacar en el año 2012. El acontecimiento histórico para nuestra Corporación, la Recepción el 20 de septiembre en el Palacio de la Zarzuela, por S. M. el Rey, nuestro primer Caballero, al Consejo Capitular.

Asistencia, por invitación en el Palacio Real, a la entrega de la Laureada al Regimiento Alcántara por S.M. el Rey.

La visita oficial al buque insignia de nuestra Armada Española, el buque Juan Sebastián Elcano, en Cádiz o las visitas oficiales al Cuartel General de la Armada Española, para saludar personalmente al Almirante-General Excmo. Sr. D. Jaime Muñoz-Delgado Díaz del Rio, que realizamos con diferentes motivos.

Participación solemne en la Procesión del Corpus Cristi en Toledo, como es ya tradicional. Única Corporación que procesiona en Toledo no siendo de Toledo o tener título pontificio.

Homenaje al marino zamorano Fernández Duro de la Armada Española.

Todo ello, dentro de la misión que ha encomendado la historia a esta Corporación, que tiene su origen, destino y su razón de ser en la "Custodia; Veneración y Exaltación de los Santos Restos de San Ildefonso y San Atilano" Patronos de la Ciudad de Zamora y de la Diócesis de Zamora.

Esta web inserta cookies propias para facilitar tu navegación y de terceros derivadas de su uso en nuestra web, de medios sociales, así como para mejorar la usabilidad y temática de la misma con Google Analytics. Los datos personales no son consultados. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aqui. aceptar